🚩En 1928, siendo aún gobernador Ausencio Crúz a instancias de #TomasGarrido, se inició en Tabasco una campaña #antirreligiosa. Se pretendía desfanatizar al pueblo, intentando erradicar por completo el dogmatismo religioso.
✳️El objetivo decía Garrido, era buscar la libertad de las personas. La campaña inició con el cierre de los templos, muchas iglesias fueron demolidas por completo, otras se transformaron en escuelas o cuarteles, los sacerdotes fueron expulsados del estado y se les prohibió oficiar misas, las imágenes religiosas eran amontonadas en las plazas y parques de las comunidades y eran incineradas, los hogares eran allanados por brigadas garridístas llamadas Camisas Rojas con el objetivo de incautar todos los objetos e imágenes religiosos y se advertía que quien las tuviera en sus casas sería encarcelado. Muchos fieles sacaron las imágenes del estado, para ser escondidas en otros lugares como Chiapas. Algunos sacerdotes oficiaban misas a escondidas en comunidades apartadas.
❇️Erradicar las creencias religiosas se volvió una verdadera obsesión para Garrido. Se prohibió el uso de cruces sobre las tumbas; las fiestas religiosas fueron sustituidas por ferias regionales; se cambió la designación de todas las rancherías, pueblos, villas y ciudades que llevaran nombres religiosos y se les puso el nombre de héroes, maestros, libertadores regiona
les, artistas, sabios; se prohibieron todos los escritos que hicieran alguna referencia a Dios, pero no solo los escritos, sino también algunas palabras, en este caso el de la palabra “Adiós”, la cual se modificó por que se nombraba a Dios en ella, y es ahí donde sufre la modificación a la palabra tan peculiar entre los chocos: “Adiuuu!”.