Leyendas  Tabasco

Muchas leyendas rodean al jaguar, venerado y respetado por las culturas indígenas tabasqueñas, una de ellas es la que cuenta una tradición maya. Se dice que cuando Dios creó al hombre a partir del lodo, el jaguar lo estaba observando.

Con el objeto de que no espiara, Dios le mandó traer agua en una jícara con agujeros, por lo que jamás se llenaría. Ocurrió que una rana le explicó al jaguar cómo taparlos con lodo. Al regreso del jaguar, Dios había hecho 13 hombres, 12 armas y estaba en proceso de hacer al perro.

Ante el asombro del jaguar por el animal, Dios dijo amenazante: “el perro es para servir al hombre y el arma para enseñar respeto al jaguar”. Entonces el jaguar exclamó que el perro le parecía sabroso y Dios hizo que el hombre lo hiriera en una pata con su arma. Pero el jaguar, después de que el hombre lo curó, seguía diciendo que el perro parecía delicioso. Entonces el hombre mandó al perro seguir al jaguar, quien se subió a un árbol para escapar, pero el hombre lo hirió nuevamente. Así, el jaguar aprendió a respetar y temer al hombre.