La revolución “millennial”, ha llegado al terreno del lenguaje

Que se adapta al uso popular ya es un hecho, teniendo en cuenta que la Real Academia Española de la Lengua ha incluido entre las páginas de su diccionario términos como tuitear o bloguero. Sin embargo, la generación “millennial” va más deprisa que los académicos, y su jerga no hace más que crecer

Bae: Simplificación de baby (algo así como nena en inglés). El clásico cari, churri, gordi, amorcito o cómo quiera que llames a tu pareja.

BFF: Acrónimo de Best Friend Forever (mejores amigos para siempre en inglés). No confundir esta expresión con el sonido que hace el bufido de un caballo.

Bot: Apócope de robot. Se usa para señalar a los usuarios de Internet que no son personas reales y que están programados para hablar automáticamente.

Cosplay: Consiste en usar disfraces y accesorios para representar a un personaje relacionado con un videojuego, manga, cómic o anime. ¿Recuerdas cuando te disfrazabas de Heidi o de David el Gnomo? Pues es más o menos lo mismo pero con 10 años más.

Emoji: Este sí te lo sabes. Son esos pequeños dibujos que ayudan a reflejar nuestro estado de ánimo. Aunque hay gente que quizá los use demasiado.

Fail: Fallo. Cagarla. Se usa cuando alguien intenta hacer algo sin mucho éxito. YouTube se nutre básicamente de este tipo de vídeos. Es el Vídeos de Primerade los años 90 pero un poco más salvaje.

Freak: En español se suele decir friki. Son personas que siguen de manera incondicional algún género que no suele ser muy popular. ¿Recuerdas cuando fuiste en los 70 a comprar las entradas para ver La Guerra de las Galaxias , nadie la había visto y después llenaste de pósters tu habitación? Pues eras un freak, que lo sepas.

Hater: Del inglés hate (odio). Es básicamente alguien que odia todo lo que ve. En Internet es normal encontrar este tipo de perfiles que atacan a personas con influencia en la red escudándose en el anonimato. En Twitter hay muchos. Como dice Taylor Swift: haters gonna hate (los que odian siempre seguirán odiando).

LOL: Acrónimo de Lots of laughs (muchas risas). Se usa cuando algo nos hace mucha gracia. ¿Es un poco ridículo? Puede que sí, pero los jóvenes no tienen tiempo que perder y un LOL lo engloba todo.

OMG: Acrónimo de Oh My God (Oh Dios mío). Sirve para expresar un estado de asombro o sorpresa. En español a eso lo llamamos flipar.

Postureo: Aparentar. El postureo está a la orden del día. ¿Quién no ha subido una foto en una terraza al sol con una frase socarrona del tipo: “Aquí, sufriendo”? Básicamente todo el mundo ha caído rendido a esta moda que tanta envidia puede generar entre tus contactos de Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat.

Spoiler: Dar a conocer algún hecho relevante de lo que va a pasar en una serie o en una película antes de verlo. Por ejemplo: Chanquete muere en Verano azulo Marcial muere en Médico de familia. Series como Perdidos o Juego de Tronosson las más espoileadas por los usuarios de Internet. Un spoiler puede ser motivo de ruptura sentimental, de pérdida inmediata de amigos y sobre todo de enfado.

Swag: Palabra que se emplea para indicar que alguien tiene estilo o rollo al vestir. El estilo es algo demasiado subjetivo pero si tu hijo lleva la gorra para atrás, pantalones anchos y camiseta por debajo de las rodillas puede ser un swagger (o puede haber encogido mucho de repente).

Selfi -Selfie: Foto que alguien se toma a sí mismo. Aunque la palabra sea nueva, según medicaldaily.com, el primer “selfie” los realizó un fotógrafo profesional en 1939

OTP: “One true pairing”, utilizado para expresar el fanatismo hacia una pareja, real o no. En ocasiones pueden ser personajes ficticios que ni si quiera estén juntos, pero que el fan considere que deben estarlo.

Shipear: seguir a una pareja OTP, para estar al día de sus interactuaciones, hacer “fan-fics” (relatos escritos por fans y no oficiales), “fan-arts” (lo mismo pero con dibujos) y comentar con otros fans acerca de ellos.

Chilling: “Relajándose”. Estar realizando alguna actividad tranquila, distendida y digna de envidia (por ejemplo, en una tumbona de la playa con un combinado).

RT: “Retweet”, referido a la acción de volver a tuitear un mensaje en esta red social, “RT” se utiliza también para mostrar coincidencia con la opinión expresada por otro en alguna red social o chat, y para pedir difusión de un tuit.

XOXO: Expresión onomatopéyica para referirse a los abrazos y besos.

Fomo: “Fear of missing out”. Temor a quedarse excluido o perderse algún evento.

Hanger: Derivado de “hunger” (hambriento), para mostrar un hambre exagerada.

PLS o Plz: “please” (por favor), la manera habitual de escribir esta expresión en juegos y chat, ya sea para pedir algo o para mostrar indignación (¡oh, por favor!)

Estos son solo algunos ejemplos de una jerga cada vez más extendida. El lenguaje “millennial”, en definitiva, es cada vez más amplio: avanza casi al mismo tiempo que lo hacen las herramientas más usadas por toda una generación.