«El encantamiento»

Entre los #chontales se cuenta que cuando empezaron a cavar las grandes montañas para sembrar y criar ganado, 🐾 los animales que vivían ahí se fueron. Los más viejos aseguran que K’antepek, su dueño, se los llevó con un encantamiento. 💫
Por aquellos días se extravió en la montaña un joven cuando iba a buscar leña. Ocurrió que este hombre oyó el sonido de un tambor, luego vio humo y escuchó voces de mujeres y el canto de un gallo, y se dirigió hacia ellos. Al pasar por debajo de un bejuco, se encontró con los preparativos de una fiesta. Entonces, un viejo de cabeza blanca lo llamó como si fuera su hijo y lo invitó a pasar a la casa. Allí, una viejita le ofreció chorote, tamales… hablándole en chontal, mientras afuera se escuchaba mucho movimiento de animales.
🏃🚶En tanto, en el pueblo, los vecinos buscaban a aquel joven que se había perdido yendo a buscar leña. Pero, después de varios días de búsqueda, desistieron. Pasada una semana, lo vieron llegar con un cargamento de tamales, plátanos sancochados y dulces… Le dijeron que le habían llorado porque pensaron que se había perdido para siempre. El chico les dijo que no podía creerlo, pues sólo había estado fuera por unas horas.


Por aquellos días se extravió en la montaña un joven cuando iba a buscar leña. Ocurrió que este hombre oyó el sonido de un tambor, luego vio humo y escuchó voces de mujeres y el canto de un gallo, y se dirigió hacia ellos. Al pasar por debajo de un bejuco, se encontró con los preparativos de una fiesta. Entonces, un viejo de cabeza blanca lo llamó como si fuera su hijo y lo invitó a pasar a la casa. Allí, una viejita le ofreció chorote, tamales… hablándole en chontal, mientras afuera se escuchaba mucho movimiento de animales.
🏃🚶En tanto, en el pueblo, los vecinos buscaban a aquel joven que se había perdido yendo a buscar leña. Pero, después de varios días de búsqueda, desistieron. Pasada una semana, lo vieron llegar con un cargamento de tamales, plátanos sancochados y dulces… Le dijeron que le habían llorado porque pensaron que se había perdido para siempre. El chico les dijo que no podía creerlo, pues sólo había estado fuera por unas horas.