Las nubes están formadas por pequeñas gotas de agua y cristales de hielo que son tan pequeños que pueden flotar en el aire, sí las gotas que las componen comienzan a crecer pueden caer, a este efecto se le conoce como precipitación. Podemos deducir que las nubes solo juegan un papel meteorológico pero la realidad es que su existencia tiene una participación esencial en nuestro planeta.
La 
#NASA reportó que alrededor de dos tercios de nuestro planeta está cubierto por nubes. ¡Entonces, no es demasiado sorprendente que las nubes desempeñan un papel importante en el clima de la tierra! Así mismo, la nubosidad es importante en efectos naturales como la caída de lluvia, nieve o dar mantenimiento de los océanos y lagos.La presencia de nubosidad en la tierra favorece esencialmente al ciclo del hidrológico y tienen un efecto importante en la temperatura ambiente, este último suele ser un poco más complicado ya que pueden enfriar y/o calentar las temperaturas en la atmósfera y la superficie terrestre. Las nubes pueden bloquear la iluminación y el calor del Sol, haciendo que la temperatura sea más fresca, probablemente hayan notado este tipo de enfriamiento en un día nublado. Sin embargo, algo del calor también puede llegar a la superficie terrestre, esto es debido a que la nubosidad tiene la capacidad de atrapar ese calor durante la noche, que es cuando no hay luz solar, entendiéndolo de otro modo es cómo si las nubes estuvieran envolviendo al planeta en una manta grande y cálida.